Última Hora

Este martes a esos de las 5:30 a. m. en la calle que conecta a Coris de Cartago con la vieja metrópoli la familia Umaña Hernández viajaba con sentido a San José cuando el vehículo cayó a un guindo.

Afortunadamente estas personas no sufrieron más que golpes y raspones, a pesar de lo aparatoso del accidente. 

Los afectados se identificaron como Allan Umaña y Sirley Hernández, quienes iban a dejar a su hija de 8 años a la Escuela María Auxiliadora en San José y posteriormente se dirigían a sus trabajos.

El conductor perdió el control y cayó a un guindo de 15 metros, un árbol y unos arbustos secos evitaron que el automóvil cayera más abajo.

El accidente provocó gran congestionamiento en la zona, ya que esa calle es muy transitada para salir e ingresar a Cartago.