Última Hora

Internacional

Murió el exdictador guatemalteco Ríos Montt en medio de juicio en su contra por presunto genocidio

El exjefe de Estado fue condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por el delito de genocidio por un Tribunal de Mayor Riesgo. Sin embargo, diez días después su condena fue anulada.

AFP Agencia Hace 4/1/2018 1:41:09 PM

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt murió este domingo en su residencia a los 91 años, en medio de un juicio por presunto genocidio cometido durante su régimen entre 1982-83, proceso que volvió a abrir las heridas de la guerra civil que ensangrentó a Guatemala durante 36 años.

Ríos Montt falleció en su residencia a causa de un infarto, confirmó a periodistas uno de los abogados que defendió al exdictador durante el juicio por genocidio y es cercano a la familia, Jaime Hernández.

Otro de sus abogados defensores, Luis Rosales, comentó que el exjefe de Estado "falleció en su hogar, con el amor de su familia, con su conciencia sana".

Rosales aseguró al diario Prensa Libre que Ríos Montt "murió en paz, tranquilo, y todos con la convicción de que en este país nunca hubo genocidio y fue inocente de lo que se le acusa"  en el marco de la guerra civil.

Grupos conservadores y de extrema derecha de Guatemala respaldaron siempre a Ríos Montt al afirmar que en el país nunca se cometió genocidio y que las víctimas fueron producto del enfrentamiento armado registrado entre 1960 y 1996.

El exmilitar, sindicado de arrasar aldeas indígenas mayas durante su violento régimen, murió en su residencia. Se le había  diagnosticado demencia senil y otros serios padecimientos médicos desde hace unos años.

El proceso penal que interrumpió la muerte le hubiera permitido, en caso de haber sido condenado, cumplir la pena en su residencia o en un centro asistencial que la familia designara.

El exjefe de Estado había sido condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por el delito de genocidio por un Tribunal de Mayor Riesgo. Sin embargo, diez días después su condena fue anulada por fallas procesales por la máxima instancia penal del país, la Corte de Constitucionalidad (CC).

A Ríos Montt, el tribunal lo responsabilizó de la matanza de 1.771 indígenas mayas ixiles en el departamento de Quiché (norte) durante su gobierno de facto.

En nombre de las víctimas

El abogado del querellante adhesivo Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), Héctor Reyes, afirmó a la AFP que Ríos Montt "murió condenado por genocidio y delitos de lesa humanidad como quedó demostrado ante el tribunal" con el fallo condenatorio de 2013.

"Nosotros hablamos en nombre de las víctimas del grupo étnico afectado, representamos la voz de ellos", agregó, tras indicar que cada 10 de mayo desde el 2013 conmemoran la sentencia porque "para nosotros sigue vigente".

En la misma línea se refirió el director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA), Nery Rodenas, al criticar la anulación de la sentencia pese a que fue "citado, oído y vencido en juicio y que se dictó en los parámetros legales".

"Lamentamos que el cumplimiento de esa sentencia no se haya ejecutado y que no haya estado vigente", insistió. 

Asimismo, dijo que lamentan que "una persona que creemos tenía responsabilidad de los grandes hechos que ofenden a la humanidad como es el genocidio no haya cumplido adecuadamente con una sentencia".

Ríos Montt llegó al poder por medio de un golpe de Estado el 23 de marzo de 1982 y fue derrocado de la misma forma por su ministro de la Defensa, Oscar Mejía Víctores, el 8 de agosto de 1983.

Su corto periodo fue considerado uno de los más violentos durante los 36 años de guerra civil que ensangrentó el país, según un informe de la ONU presentado en 1999 donde se afirma que en Guatemala se cometió genocidio.

El documento precisó que entre 1978 y 1984 ocurrió el 91% de las violaciones de derechos humanos de la guerra, que dejó 200.000 muertos o desaparecidos.