Última Hora

Admitió que le fue difícil conciliar el sueño, pero se mostró listo para asumir el que bien puede ser uno de sus días más importantes en su carrera.

El periodista de 43 años se mostró confiado en el triunfo de su partido Restauración Nacional durante esta segunda ronda electoral donde enfrentará a Carlos Alvarado del PAC.

“Ustedes han sido testigos de nuestro proceso y cansancio y que hemos querido dar ese mensaje. Queremos una Costa Rica mejor y que las cosas salgan de lo mejor para todos, un gobierno del pueblo para el pueblo y creo que nuestro mensaje ya ganó las elecciones”, mencionó el candidato presidencial minutos después de salir de su casa de habitación en Calle Fallas de Desamparados.

De ahí Fabricio acompañará a su esposa Laura Moscoa quien emite su voto en el liceo de esa localidad josefina.

Luego asistirá a varias entrevistas con los medios de comunicación y se dirigirá a varias zonas de la capital así como de Cartago donde visitará varios centros educativos.

“Es parte de poder visitar lugares que nos permitan acudir a la mayor cantidad de regiones posibles. Quisiéramos visitar Guanacaste, Puntarenas o Limón que nos dieron mucho apoyo, pero se nos complica, las visitas son simbólicas para decirle a los costarricenses que con este gobierno será para el pueblo y por el pueblo.

“Tenemos reportes importantes que tenemos un buen apoyo, el partido creció bastante y este es el reporte que tenemos, mucho movimiento y que nos hace prever que tendremos una victoria contundente”, añadió.

Cerca del mediodía, Fabricio Alvarado acudirá a emitir su voto en la escuela Joaquín García Monge en Desamparados.

Finalmente, ambos candidatos se hablaron por teléfono y compartieron unas palabras de apoyo a inicios de este día clave donde se saludaron y se desearon las mejores de las suertes.