Última Hora

Gracias a las donaciones de empresas y personas particulares, la campaña Fuerza Costa Rica recaudó 220 millones de colones, los cuales serán usados para reparar centros educativos dañados por el terremoto de Nicoya.

Ya pasaron seis meses desde que el país entero se movió por el llamado terremoto de Nicoya. El sismo de 7.6 grados del 5 de setiembre, sacudió todo el país, pero especialmente la provincia de Guanacaste.

Ahí están la mayoría de los 62 centros educativos que resultaron dañados.

Aunque la campaña “Fuerza Costa Rica” recaudó más de 220 millones de colones, muchos centros educativos iniciaron el curso lectivo con techos dañados, sanitarios inservibles y estructuras inhabitables.

La escuela Andrés Briceño en Nicoya fue adoptada por una empresa pero todavía no está reparada. Según el ministro de Información, Francisco Chacón, ya la empresa realizó mediciones para empezar la reparación.

La escuela Luis Dobles Segreda no corrió con la misma suerte. Este centro educativo no fue apadrinado por ninguna empresa.

Además, la escuela tiene una deuda millonaria con la Caja Costarricense del Seguro Social por atrasos en las planillas.

Ante la amenaza de un cobro judicial, los padres de familia se vieron obligados a buscar formas de pagar la deuda.

Los fondos recaudados por la campaña serán administrados por las juntas de educación de los centros educativos.