Última Hora

Limón FC tiene dos caras. La bella, que pone contra las cuerdas a cualquiera y llega hasta golear al campeón nacional en casa.

La otra, la de este domingo, es horrorosa, como la de un recién levantado ojeroso y con el pelo hecho una maraña. En esa falta marca, hambre de juego, garra y es un verdadero desorden entre líneas.

Al Santos de Guápiles -con un trabajo serio desde hace dos torneos- le tocó enfrentarse a la cara más floja y sin excusas borró a los caribeños de la gramilla al propinarles una goleada de 3-0.

Lastimosamente, lo del Santos no fue contundente, pues de haber sido así, estaríamos hablando de un marcador de escándalo.

Culpa de eso también la tiene Dexter Lewis, quien salvó con sus intervenciones a los limonenses en al menos cuatro ocasiones.

Guapileños levantan la mano como protagonistas.

El cuadro guapileño no se anda sin rodeos. El torneo anterior fue comidilla en la cuadrangular y esta vez no quiere vivir lo mismo.

Por eso llegó a la cuadrangular con una actitud fuerte, golpeando la mesa y diciendo presente en las aspiraciones al título.

Así resultó en los primeros minutos de juego donde el Santos se comió literalmente a Limón dentro de la cancha.

Su trabajo colectivo le dio réditos y ya en 8 minutos abrió el marcador por intermedio de Marvin Obando quien consiguió su segundo gol en Primera División.

Obando apenas cerró la pinza en el área chica tras tremenda jugada y un servicio casi impecable de Starling Matarrita.

Matarrita fue uno de los puntos altos en el juego pues en numerosas ocasiones dejó servidas las anotaciones a Kenny Cunningham y Raimond Salas, quienes increíblemente las dejaron ir.

Paradójicamente las más fáciles no entraron para Cunningham, pero la más difícil terminó en un golazo desde fuera del área para el 2-0 minutos antes del descanso.

El baile lo terminaría cerrando Salas concluyendo un centro desde la esquina izquierda y que dejó en evidencia la pobre marca defensiva de Limón FC para el 3-0.

Santos escala hasta lo más alto de la cuadrangular y este miércoles tendrá un partido vital para sus aspiraciones al recibir a Saprissa en el Ebal Rodríguez, de ganar, dependerá de sí mismo para llegar a una final nacional.

Por su parte, Limón FC deberá limpiarse la cara, sacudirse a como dé lugar ante Herediano en el Juan Gobán, donde se siente cómodo y aún no sabe lo que es la derrota en el certamen.

¡La lucha por el título está al rojo vivo!

Repase las principales incidencias del juego acá: