Última Hora

La escena ocurrió este sábado en la tarde: una unidad de Bomberos viajaba con prisa por La Garita para atender un incendio en una vivienda.

Sin embargo, por la entrada al Incae un vehículo color rojo no quiso darle paso a la unidad extintora por al menos dos kilómetros.

Sus ocupantes, lejos de preocuparse, incluso llegaban a reírse y hasta hicieron señas inapropiadas con sus manos a los bomberos, según consta en un video que acompaña estas líneas.

Afortunadamente, la unidad logró llegar para aplacar el incendio, que solo afectó 10 metros cuadrados de la vivienda. Nadie resultó herido.

Este caso no es nuevo ni el primero. Los diferentes cuerpos de socorro siguen sufriendo por la desconsideración de muchos conductores, tal y como este medio lo ha publicado en reitaradas ocasiones.

Días atrás, una unidad de la Cruz Roja que viajaba desde Alajuela hasta el hospital San Juan de Dios con un paciente delicado que recién había sido trasladado vía aérea desde una zona indígena.

Detrás de la ambulancia viajaban varios motociclistas quienes aprovecharon el paso preferencial de la unidad.

También, días atrás, una unidad extintora vio cómo su ímpetu para atender una emergencia se vio frenado por varios conductores, que parquearon en las afueras de un bar en San Rafael de Heredia a ambos lados de la vía.

En las imágenes se ve cuando los choferes caminan con mucha calma para mover sus carros.