Última Hora

Parece que la novela entre David De Gea y el Real Madrid está cerca de terminar con un final feliz y que enturbiaría el futuro de Keylor Navas.

El portero español y el club blanco ya habrían llegado a un acuerdo para que este se vincule al equipo merengue a mediados de este año y por una cifra que rondaría los 75 millones de euros, según el diario español Marca.

El Madrid quiere saldar una deuda con el portero español, quien en el 2015 no pudo fichar por los blancos por el tardío envío de sus documentos, operación que benefició por completo al tico Keylor Navas quien levantó la Champions al final de temporada.

“Para evitarlo, en el club blanco han activado la 'Operación De Gea' con tiempo suficiente para no agotar los plazos. En primer lugar, alcanzando un acuerdo con el portero, que firmaría por cinco o seis temporadas y que acepta rebajarse la ficha de 12 millones netos que acordó con el United al renovar por cuatro temporadas con opción a una quinta en septiembre de 2015”, menciona el rotativo.

El portero añora jugar para el Real Madrid y según la prensa, ya habría comunicado su deseo al Manchester United, decisión que le ha costado roces con el técnico José Mourinho quien tras 63 partidos como titular decidió mandarlo al banquillo ante Sunderland.

Incluso, el diario británico, The Sun, reveló que el guardameta está vendiendo su lujosa mansión en Mánchester a un módico precio de 4,5 millones de euros.

Continuidad de Keylor se complica.

No cabe duda que la llegada del guardameta favorito de Florentino Pérez sería un balde de agua fría en la titularidad de Navas bajo los tres palos del Madrid. Incluso, lo más lógico es que el tico se marche del club.

La decisión parece tomada por parte de una directiva blanca que nunca ha tenido comunión con el costarricense y que ve como futuro portero a De Gea, emblema de la selección de España.

“El primero, reforzar la portería, una de las pocas posiciones susceptibles de ser mejorada, con uno de los tres mejores porteros del mundo para los próximos 8-10 años. El segundo, rejuvenecer la plantilla (David tiene 26 años) y continuar el proceso de españolización. Y el tercero, hacerse con los servicios del portero de la Selección española, aspecto importante por varias razones, algunas vinculadas con el marketing”, indicó Marca.

Precisamente ese “proceso de españolización” es lo que más complica a Keylor, que aguantará hasta el final de la temporada como el estelar merengue, donde espera levantar una Liga y por qué no, hasta la Champions.

Eso sí, el panorama para la próxima temporada parece complicarse.