Última Hora

El costarricense Andrey Amador volvió a sufrir este jueves debido a las difíciles condiciones climáticas que se presentaron durante la segunda etapa del Tour de Romandía.

Incluso la organización tuvo que recortar de 160,7 kilómetros a 136,5 km el trayecto previsto para hoy debido a las nevadas en la estación de Valais.

“Fue una de esas etapas que siempre recordaré. Hizo muchísimo frío y aunque fuese de aquellas etapas que parecen cortas y fáciles, se hacen muy largas y se tiene que ir con mucho cuidado. Por suerte la salvamos sin problemas”, expresó Amador.

El orgullo de los pedales ticos ingresó a la meta con el lote principal y el mismo tiempo del suizo Stefan Küng (BMC), quien hizo valer la escapada para llevarse el triunfo en Bulle luego de 3 horas 33 minutos y 15 segundos de pedaleo.

Amador aparece en la casilla 60 de la clasificación general a 1:02’ del italiano Fabio Felline (Trek-Segafredo), quien continúa con la camiseta de líder.

Para este viernes está pactada la tercera etapa. Los ciclistas deberán completar 180 km de media montaña con inicio y final en Payerne y con cuatro puertos de tercera categoría.