Última Hora

Alajuelense empezó a eliminar salarios altos en el último año y reducir el costo de su planilla considerablemente. 

La Liga pasó de tener jugadores locales o extranjeros con sueldos de hasta cinco millones de colones a contratar futbolistas por un millón de colones, esto según datos de la Caja Costarricense del Seguro Social. 

Por ejemplo, a futbolistas foráneos como a Jorge Claros y a Harold Cummings se les pagaban salarios por encima de los 7.000 dólares, unos 4 millones de colones. 

Un monto similar pero un poco inferior tenían el ecuatoriano Jefferson Hurtado y el chileno Nino Rojas, quienes rondaban los $5.000, cerca de 3 millones de colones. 

Sin embargo, una de las políticas de la nueva dirigencia es contratar jugadores de bajo costo y que no le generen un gasto mayor al club. 

Teletica Deportes supo que los cinco fichajes anunciados en esta semana ganarán entre un millón y ¢800.000, un monto muy bajo con respecto al promedio salarial de la planilla que es de dos millones. 

Incluso en diciembre anterior, el jugador Johnny Woodly declinó una oferta para renovar pues era de aproximadamente un millón de colones. 

Además, a figuras como Pablo Gabas también se les rebajó el salario que percibiría año a año. 

Otro de los casos fue el de Kenner Gutiérrez, quien estuvo en un estira y encoge con la dirigencia, pues el jugador deseaba un incremento salarial acorde a su rendimiento. 

Pese a los cinco refuerzos ya anunciados en la institución no descartan que hayan más llegadas, aunque posiblemente jugadores locales y no extranjeros con altos carteles y pretensiones elevadas. 

Los salarios de la planilla contrastan con lo que percibe el entrenador y gerente deportivo Benito Floro, quien según conoce este medio, tiene ingresos mensuales de 25 mil dólares, unos ¢13.500.000.