Última Hora

Producto de las erupciones la vegetación está quemada y los animales desparecieron. Además la laguna del coloso podría desaparecer en cualquier momento.

El Poás lanza rocas de gran tamaño a altas temperaturas. El sábado una fuerte erupción destruyó la caseta de los guardaparques.

Cabe mencionar que esta sigue siendo una zona aprovechable para el turismo y aunque de momento el parque esté cerrado, usted puede deleitarse con la naturaleza de este sector alajuelense.

Observe más detalles de esta nota en el video adjunto.