Última Hora

Enrique Molina fue un privado de libertad que presenció los actos más aterradores ocurridos hace más de 40 años en la Penitenciaría Central, en San José centro.

La Peni cerró sus celdas a los privados de libertad en 1979, luego de operar durante 70 años y que cerró por las pésimas condiciones que ofrecía a los reclusos.

Hoy, la otrora cárcel es un recinto donde la alegría, la pedagogia y los juegos hacen mancuerna desde 1994.

Molina recordó en Teletica Radio aquellos años de terror, los mismos que vivieron decenas y decenas de personas en 24 celdas.

Repase aquí la entrevista con Rodolfo González, director del 7 Días.