Última Hora

Luego de quedar fuera durante varias semanas por lesión, José Miguel Cubero regresa al Herediano con el deseo de ser tomado en cuenta para enfrentar al Saprissa, un equipo al que conoce muy bien.

“Estuve lesionado por varias semanas pero muy contento de poder estar de regreso”, aseguró Cubero.

Para el volante de 30 años,  será un partido de detalles y la principal presión del encuentro no será para los florenses sino para el equipo local, el conjunto morado.  

“Ellos están más obligados porque de perder tienen seis puntos menos, nosotros al menos puntuamos de uno”, añadió.

Cubero es uno de los jugadores heredianos que ya sabe lo que es anotarle al equipo morado, y por eso espera aprovechar esa experiencia para romper los cinco partidos que tiene el equipo florense de no triunfar en Tibás.