Última Hora

El desarrollo de una aplicación fue la clave, la solución moderna para ayudar a disminuir el ausentismo escolar.

Control AE nace del interés del director de una escuela en Turrialba y de dos jóvenes, juntos desarrollaron una base de datos que asocia a cada estudiante con un número telefónico de padres de familia o encargado.

El profesor pasa lista mediante una aplicación desde su teléfono móvil. Una vez generado el reporte general, llega un mensaje de texto al teléfono celular asociado, notificando la ausencia del alumno.

Así padres de familia y la comunidad educativa tienen un registro de cuáles estudiantes faltaron, en qué horario, en qué materia y  qué día. La herramienta ya está a prueba en el instituto Dr. Clodomiro Picado y pronto se podría expandir su uso.

"Los resultados han sido maravillosos, en tan solo seis meses del año pasado, que se empezó a implementar, ya se había disminuido la deserción escolar, el ausentismo, se aumentó el rendimiento académico, la relación entre padres e institución también mejoró bastante", dice Humberto Sanabria, director del instituto Dr. Clodomiro Picado.

"Pudimos reunirnos con personas del Ministerio de Educación Pública, ya ellos lo están revisando para formar una estrategia conjunta para expandir el sistema a todas las instituciones del país", comenta José Tomás Gómez.

El éxito de este emprendimiento no ha llegado por arte de magia.

 "Sí es muchísimo más trabajo y hay muchísimo riesgo en inversión, hay riesgo en la cantidad de horas que se le invierte, pero la juventud, siento que es el ente perfecto para hacer esto, ya que uno no tiene tantas responsabilidades, puede tomar más riesgos en la parte económica y puede hacer esa inversión de tiempo que paga a mediano plazo", agrega Gómez.