Última Hora

El volante Kendrick Pinnock no había tenido una temporada muy regular en el equipo de Limón FC pero llegó a la hora buena y se convirtió en el protagonista del triunfo caribeño ante Saprissa.

Atrás quedaron los difíciles momentos y  lesiones que lo tuvieron alejado de las canchas.  Ante Saprissa ingresó como variante al minuto 43 por la lesión de Kareem McLean y se convirtió en una de las figuras del partido. Todo se fue en dos potentes remates que mandan el balón con fuerza, convicción y coraje al fondo de las redes para el triunfo caribeño 5-1.    

“Yo practico esto durante toda la semana y voy a seguir trabajando para mi equipo, lo importante es que el equipo saca los 3 puntos”, indicó Pinnock.

Y aunque fue una de las figuras más sobresalientes en el equipo de Limón, Kendrick no se siente diferente al resto del equipo, pues está convencido que el éxito de la Tromba es sentirse todos igual de importantes, aunque su participación en este torneo no sea como titular sino como suplente.

“El hecho que el profe me ponga o no significa que lo haga mal, o algo así. Siempre hay que estar listo para ah cerlolo va a hacerlo de gran manera, gracias a Dios me toca entrar hoy y hacer lo mejor posible”.

Kendrick debutó con el equipo de sus amores, Limón en el 2010, pero además,  jugó con Herediano, Belén y la Universidad de Costa Rica. Ahora, de regreso, con los caribeños desea a sus 29 años seguir aportando coraje y goles al equipo limonense.