Última Hora

Andrés Salas apenas tiene 23 años y desde que salió como romano en las procesiones de Semana Santa en el centro de la capital josefina, su vida ha cambiado drásticamente pero para bien.

Según el joven trabajador de la Municipalidad de San José, después de desfilar en el casco capitalino no imaginó que fuera a llamar la atención.

“Ahora todos me molestan en todos los lados a los que voy. Yo acepté esto de ser romano por una invitación que me hicieron, pero jamás imaginé que yo podría llamar la atención”, expresó entre risas el joven vecino de Tibás.

“Ya en varios lugares me tienen apodos. Al principio fue incómodo, pero trato de no darle mucha pelota. No sé si soy guapo, pero me esfuerzo por verme bien”, agregó este joven quien está terminando su bachillerato y le gusta el fisicoculturismo y el fitness.

Uno de sus sueños es estudiar nutrición y mientras esa puerta se abre, espera poder abrir otras profesionales como modelo.

Por eso, si usted tiene algún trabajo para él como modelo puede escribirle al correo electrónico andysalas0393@gmail.com.