Última Hora

A la escuela Corazón de Jesús en Aserrí le urgen arreglos en sus instalaciones. Padres de familia y docentes hacen todo lo posible para que los menores estudien en un lugar mejor.

En esta institución asisten unos 550 alumnos.

Los estudiantes ven problemas de infraestructura si bajan o suben la mirada.

Cuando llueve la situación es crítica por las goteras.

Con mucho esfuerzo pagan por pequeños arreglos para evitar que se les inunde los pasadizos.

Además no tienen un salón para los actos cívicos y graduaciones.

El terreno no está a nombre del Ministerio de Educación Pública (MEP) por eso todavía no pueden invertir en él.

Miembros de esta escuela y voluntarios organizan una actividad para recolectar fondos y solucionar todos los problemas posibles.