Última Hora

Los pedales y dos ruedas serán desde este pasado jueves los aliados para 80 niños de diferentes zonas de Guanacaste.

Ellos fueron los beneficiados de una donación realizada por la empresa privada y la elección de los niños estuvo a cargo de la Organización No Gubernamental Cepia.

El evento se llevó a cabo en playa Avellanas, donde cada uno de los pequeños terminó de armar su nuevo medio de transporte.

Los menores son estudiantes de primaria de las escuelas Hernández del pueblo de Villa Real, El Llanito, La Garita Nueva, Matapalo, y Cartagena, así como Brasilito, Santa Rosa y Huacas.

Juliane Grisel, directora ejecutiva de Cepia, explicó que se entregaron diez bicicletas por centro educativo: cinco para niños en pobreza extrema y cinco para los mejores promedios.

Uno de los casos es Ashliee Guido, quien cursa el cuarto grado en la Escuela Cartagena y quien aseguró que su nuevo medio de transporte le ahorrará cerca de 10 minutos de caminar bajo el sol y en calle de lastre.

También José Antonio Olivas, padre de Jefferson Olivas, destacó la importancia de este tipo de actos ya que en el caso de su hijo será una motivación extra para terminar de estudiar.

“Nos complace ser parte de esta obra de beneficencia porque somos conscientes de que a mayor dificultad para estudiar, mayor la deserción y al facilitarles un medio de transporte a estos niños se les motiva a que terminen sus estudios”, señaló Frederique Naffrichoux, directora de mercadeo de JW Marriott Guanacaste, empresa que también participó de la donación.