Última Hora

Un piloto que estaba a punto de despegar en Inglaterra decidió no hacerlo, regresó a la manga y permitió que una pareja de abuelitos saliera rumbo al hospital a despedirse de su nieto, quien estaba en lecho de muerte.

El hecho fue publicado por medios locales, que destacaron el gesto noble del piloto de la aerolínea Eithad Airways.

Cuando los adultos mayores estaban por apagar sus teléfonos antes de que el avión despegara rumbo a Australia, la pareja recibió un mensaje de que su nieto estaba a punto de morir.

Los abuelitos le hicieron ver a la tripulación la importancia de poder regresar a la manga para despedirse del niño, que estaba muy enfermo.

Pero resulta que el gesto fue más allá: una vez la tripulación le contó al piloto y este abortó el despegue, varios sobrecargos corrieron a recuperar el equipaje de los adultos mayores y otros compañeros les consiguieron un carro para que llegaran a tiempo. 

Los abuelitos lograron despedirse y el niño falleció al día después.

La aerolínea -la segunda más importante de los Emiratos Árabes Unidos- le permitió a la pareja utilizar los billetes de avión para un eventual viaje a Australia.