Última Hora

Menos de 40 minutos para clases de afectividad y sexualidad por semana, profesores con escasa  capacitación y padres que prefieren no abordar el tema. Esa mala combinación tiene en número rojos a los adolescentes.

Cada día nacen 35 niños de madres adolescentes en el país.

Madres como Ana, que ven truncados sus estudios, metas y sueños sumado al riesgo que esto representa.

Los número de los últimos años son alarmantes pese a presentar una ligera tendencia a la baja.

Esta era una de las problemáticas que se buscaba atacar con las clases de afectividad y sexualidad implementadas por el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Una investigación de la clínica del adolescente del hospital de Niños revela que existe una alarmante exposición a la pornografía a partir de los seis años de edad.

Un 50% de los entrevistados aceptaron tener acceso a este tipo información.

Lo peor es que usted como padre de familia es el facilitador de este contenido pues lo puso en manos de su hijo a través de un teléfono inteligente.

El 70 % de los niños y adolescentes que ven pornografía lo hacen por medio del dispositivo móvil.

Esa temprana exposición a la pornografía distorsiona la construcción de la sexualidad en los adolescentes y a su vez eleva el riesgo de conductas sexuales violentas y peligrosas.

Como consecuencia de esas conductas peligrosas están las enfermedades de transmisión sexual. 

Así las cosas tanto el sistema educativo como padres de familia sacan nota roja en temas de sexualidad.