Última Hora

Mientras que en 1850 las lapas rojas cubrían casi todo el país, en la actualidad su presencia se limita a unos pocos sectores.

Las amenazas para estas aves vienen desde muchos flancos. Todos, en mayor o menor medida, han sido nocivos para la supervivencia de esta especie en peligro de extinción.

No es mucho lo que se puede hacer para controlar algunos de estos factores.

Los conservacionistas apuestan a un cambio cultural que, progresivamente, devuelva a los bosques las condiciones aptas para estas aves.

En The Ara Project no cesan su lucha, y aunque el centro de operaciones está en Costa Rica, desde distintas partes del mundo llegan decenas de voluntarios que se suman a la protección de las lapas.

La mayoría de ellos pelean por obtener un cupo que les permita estar hasta seis meses en Costa Rica haciendo un trabajo fuerte pero de grandes resultados.

Precisamente es de la contribución de los turistas y de esas donaciones de las que depende que el proyecto siga trabajando.

En el sitio web thearaproject.org usted puede hacer su contribución económica fácilmente.

El sistema le permite donar desde $5 hasta $1.000.

El dinero se utilizará en el más firme objetivo de la organización: garantizar la supervivencia de estas majestuosas aves.

El proyecto tiene expectativas sumamente ambiciosas.

Si la meta se cumple, el mapa de Costa Rica volvería a teñirse de rojo y de verde.