Última Hora

La Semana Santa que acaba de finalizar fue la más violenta de los últimos siete años.

El recuento de datos de la Cruz Roja Costarricense indica que esta semana fue la que más muertes violentas registró desde el 2010.

Según la institución entre el domingo de ramos y el de resurrección 45 personas murieron de forma trágica.

De acuerdo con la benemérita hubo seis muertos por agresión, cuatro por accidentes acuáticos, siete por atropello, ocho por traumas, nueve por colisiones, dos por vuelcos e igual cantidad por caídas, otros dos por intoxicaciones y cinco personas murieron a causa de quemaduras.

Los datos de la Cruz Roja colocan a la Semana Santa que acaba de concluir, como la más violenta de los últimos siete años.

En 2010 se registraron 23 decesos, al año siguiente 40, en el 2012 22, 32 en el 2013, 25 en 2014, 44 en el 2015 y 39 el año pasado.

Durante esta semana mayor 800 personas fueron atendidas por Cruz Roja y participaron 1.500 socorristas en todo el país.