Última Hora

Michael Holh, de 37 años, y su prometida Amber Mae Maxwell, de 29 años, lograron llegar a Costa Rica, luego de que ambos vivieron un amargo episodio en un vuelo de United, aerolínea que se ha visto en línea de fuego desde hace una semana.

Lea también: United baja de avión en Houston a pareja que viajaba a su boda en Costa Rica.

De acuerdo con datos de Migración, la pareja ingresó este domingo por el aeropuerto internacional Daniel Oduber, en Guanacaste, provincia donde los residentes de Utah tienen previsto casarse este martes, informaron medios de prensa internacionales.

Ambos habían sido sacados del avión en una escala en Houston, el sábado, porque supuestamente exigió ser reubicada en asientos más caros y no pagar la diferencia. La situación se tornó compleja cuando un agente oficial llegó hasta sus asientos para sacarlos del avión.

Pero esta versión difiere de la dada por ambos al canal KHOU, quienes aseguraron que cuando llegaron a sus asientos encontraron a otra persona dormida en sus sitios.

Lea también: Las 7 cosas que las aerolíneas pueden hacer con sus pasajeros y que posiblemente usted no sabía.

Ellos alegan que le ofrecieron a la aerolínea pasarse a otros asientos más caros pagando la diferencia, pero aparentemente United se negó. Ellos, entonces, optaron por buscar otros asientos económicos pero la tripulación no lo habría permitido. 

“Pensamos que no sería un gran problema, ya que no es que estuviéramos intentando pasarnos a un asiento de primera clase. Simplemente estábamos en una fila en la sección económica a unas pocas filas de nuestro asiento en la misma sección", explicó el hombre.

Días atrás, un pasajero fue sacado a rastras de un vuelo de United Airlines en Estados Unidos y sufrió una fractura en la nariz, una conmoción cerebral y perdió varios dientes, dijo su abogado el jueves. Un día después trascendió que el hombre demandó a la aerolínea.

David Dao fue dado de alta del hospital la madrugada del jueves y se encuentra en una "ubicación segura", dijo su abogado Thomas Demetrio, en una conferencia de prensa.

En una entrevista posterior con la cadena ABC, al ser preguntado si ha considerado dimitir tras el escándalo, Óscar Muñoz, director ejecutivo, fue claro: "No. Fui concontratado para hacer United mejor, y esto es lo que seguiré haciendo", afirmó.

Lea también: Director ejecutivo de United se disculpa pero dice que no renunciará.

"Nadie debe ser maltratado de esa manera", afirmó. "Quiero que sepan que asumimos la plena responsabilidad y que trabajaremos para arreglarlo", acotó.