Última Hora

Los sismos iniciaron en El Salvador el pasado domingo en horas de la tarde con un evento de 3.9, tras 120 réplicas un temblor de 5.1 el lunes en la tarde dejó un muerto y el último reporte del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales lleva el total a 361 réplicas.

Esta situación pone en alerta ala autoridades del país centroamericano, que ha tomado medidas como el cierre de carreteras, tal y como lo cita elslvador.com.

“A esta hora del martes, autoridades inspeccionan zona del derrumbe en la carretera a LosChorros. El Paso está cerrado desde Santa Tecla hasta desvío de Opico”, acota el portal salvadoreño.

La Policía Nacional Civil (PNC) indicó que la víctima mortal falleció al caer una roca sobre su vehículo cuando viajaba sobre la carretera Panamericana, a la altura de una zona conocida como Los Chorros -a unos 20 km al oeste de la capital-.

La Policía identificó al fallecido como Óscar Balmore Labor, de 26 años.

De su lado, la Cruz Roja Salvadoreña informó que dos heridos en el mismo incidente de Los Chorros fueron trasladados al hospital de San Rafael, en la periferia de Santa Tecla.

Este lunes la ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, pidió a la población "guardar la calma" y calificó el fenómeno telúrico como normal en un país como El Salvador, situado sobre varias fallas geológicas.

"Las fallas se mueven, las fallas se activan, las fallas hacen que las rocas choquen y se generan estos movimientos", explicó la responsable.

El movimiento telúrico del lunes, el más fuerte de la seguidilla, tuvo una escasa profundidad focal de 4 km, y según reportes de Radio Nacional un "caos vehicular" se produjo en diferentes rutas de la capital por falta de electricidad en algunos puntos.

En noviembre pasado, un terremoto de 7,0 grados de magnitud se registró frente a las costas de El Salvador y Nicaragua, pero sin causar daños o víctimas.

En noviembre de 2015, otro sismo de 5,4 de magnitud fue registrado en las costas del país centroamericano, pero tampoco se registraron víctimas.

Pero un año antes, en octubre de 2014, un poderoso terremoto de 7,3 de magnitud sacudió al país, causando un fallecido y destruyendo varias casas.

El Salvador es considerado como el "Valle de las hamacas" debido a su alta sismicidad, producto de las decenas de fallas geológicas que surcan el territorio, y por la interacción de las placas Cocos y Caribe en el océano Pacífico.