Última Hora

La falta de voluntad en los mandos medios de los hospitales estatales y la escasez de camillas en muchos de esos centros tienen en jaque a las autoridades de la Cruz Roja Costarricense, que denuncian ambulancias “varadas” durante horas en los centros médicos mientras esperan por sus camillas.

La Cruz Roja, incluso, tiene registrados casos donde las unidades han permanecido detenidas por hasta 16 horas.

El último de estos se presentó la noche del domingo en el hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas, donde una ambulancia ingresó a las 7 p. m. y salió a las 4:20 a. m.

También hay reportes de casos en los hospitales San Rafael de Alajuela, San Juan de Dios en San José y Enrique Baltodano en Liberia, según reportes que llegaron a la redacción de Teletica.com.

“Para nosotros 30 minutos ya es un caos, pero estamos hablando de hasta 16 horas, es algo sencillamente inaudito”, resumió Ginna Salazar, coordinadora de la oficina de gestión del convenio CCSS-INS.

Según Salazar, la problemática tiene años de ser un tema entre las autoridades de Cruz Roja y la Caja Costarricense de Seguro Social, y aunque la respuesta de la Caja ha sido buena entre sus jerarcas, a nivel de los mandos medios la situación cambia.

“El mensaje llega, las autoridades de la Caja de verdad han sido receptivas de nuestra problemática y muestran un deseo genuino por intentar resolverla, pero ese mensaje no llega hasta las personas que son las encargadas de tomar esas decisiones.

“Uno entiende que hay salas de emergencias que están saturadas y que no hay dónde acomodar un paciente, pero es que del otro lado hay una comunidad que pierde a una ambulancia, personas que necesitan atención urgente y a las que no se puede ayudar con la celeridad necesaria”, añadió Salazar.

Para Salazar el problema se encuentra en una encrucijada, pues la escasez de algunas salas de emergencia en el país es tanta como la falta de voluntad en otras.

“Es complicado, no vamos a negar que hay necesidades pero tampoco podríamos decir que la compra de camillas sería la solución.

"A veces uno espera horas y luego realiza una llamada a un jerarca y en cinco minutos devuelven la camilla, entonces uno se pregunta si de verdad había urgencia o era solo un ejemplo de esa falta de voluntad”, finalizó.

Se intentó en reiteradas oportunidades obtener una versión con las autoridades de la CCSS, sin embargo fue imposible obtener una respuesta al cierre de edición de esta nota.

Caso aparte ocurre en el hospital San Francisco de Asís, en Grecia, donde las autoridades médicas dispusieron que ambulancia que llega se le despacha cuanto antes, precisamente para evitar que la unidad permanezca 'varada' mucho tiempo y pueda afectar eventuales emergencias.