Última Hora

Chicago, Estados Unidos | La compañía aérea estadounidense United Airlines era objeto el lunes de fuertes críticas luego que un pasajero fuera sacado a rastras de uno de sus aviones tras sobreventa de pasajes.

Gritos indignados pautan numerosos videos subidos a las redes sociales por pasajeros, en los que se ve el momento en que tres policías se acercan a un hombre que ya se hallaba sentado en un asiento del avión. 

Este último comienza a protestar cuando uno de los agentes lo toma a la fuerza, y luego aparentemente se golpea contra el posabrazos del asiento antes de ser tirado al suelo y arrastrado de esa manera hacia la salida.

Tras varias horas de controversias, el director de United Airlines, Oscar Muñoz, señaló que se trata de "un hecho que nos ha conmovido a todos aquí en United". 

"Lamento haber debido colocar a estos clientes" en otros vuelos, señala en un comunicado publicado el lunes en el sitio de la compañía. "Estamos intentando contactar a este pasajero para hablarle directamente y resolver este problema". 

Este el tuit en inglés que publicó la compañía en referencia a los hechos.

Según medios estadounidenses, las autoridades a cargo del transporte en Chicago, de las cuales dependen los policías que ejecutaron la acción, suspendieron al agente incriminado.

La compañía explicó que debió pedir a voluntarios que cedieran sus asientos en un vuelo del domingo por la noche entre Chicago (norte) y Louisville (centro-este) que estaba sobrevendido. Al no presentarse voluntarios, designó de oficio a un pasajero.

Las aerolíneas estadounidenses están autorizadas a forzar a pasajeros a abandonar vuelos sobrevendidos, a cambio de una compensación, si no hay suficientes voluntarios, según el departamento de Transportes.

En redes sociales los hechos han causado el malestar de decenas de usuarios y el hashtag #flight3411 ha sido utilizado para agrupar publicaciones sobre este caso.