Última Hora

Formado como centrocampista en La Masía del Barcelona, Sergio Roberto, el héroe de la "remuntada" frente al París SG se ha reivindicado como lateral derecho, posición que ocupa tras la marcha del brasileño Dani Alves a la Juventus de Turín, su rival de cuartos de 'Champions' el martes.

Es la última perla de la prestigiosa escuela de fútbol, donde también pasaron su infancia jugadores como Lionel Messi, Andres Iniesta, Gerard Piqué y Xavi Hernández, entre otros muchos.

Sin embargo, el flujo de jugadores parece disminuir en las últimas temporada, debido a la competencia de los grandes nombres que conforman la primera plantilla. Con los fichajes del brasileño Neymar o el uruguayo Luis Suárez, el Barcelona ha privilegiado la llegada de grandes nombres.

A pesar de la competencia, Sergi Roberto ha conseguido hacerse un hueco entre los titulares. El jugador de Reus tuvo que esperar tres años para entrar en el once titular del técnico Luis Enrique como lateral. El trío formado por Andrés Iniesta, Sergio Busquets y el croata Ivan Rakitic le cerró las puertas para afianzarse como el organizador de juego de uno de los equipos que mejor domina el balón en el campo.

La solución pasaba por aceptar su exilio al extremo derecho de la defensa, un puesto que dejó vacante Alves y en el que Alex Vidal, actualmente lesionado, no ha conseguido adaptarse por la exigencia de Luis Enrique.

"Llevo muchos años aquí en el Barça. Prácticamente, he jugado siempre en el medio del campo. Sí es verdad que el año pasado y este año juego en una posición nueva para mí, de lateral. Pero lo que quería era jugar aquí en el Barça, es el sueño que siempre he tenido, desde pequeño", explicó Sergi Roberto, de 25 años.

Versatilidad.

El técnico asturiano destaca la versatilidad y la inteligencia de juego de su protegido, capaz de ubicarse en siete diferentes puestos dentro del terreno bajo la camiseta azulgrana.

"Los jugadores que pueden jugar en diferentes posiciones son importantes. Esta temporada Sergi Roberto jugará más de lateral, pero si necesitamos que lo haga de pivote o de interior, lo hace. Es algo más que un futbolista", aseguró Luis Enrique.

No obstante, la posición de lateral significa también lanzarse al ataque sin dejar al descubierto el ala derecha normalmente desértica por Messi.

"Cada vez me estoy habituando más a jugar como lateral. Estoy aprendiendo los movimientos tanto en defensa como en ataque. Le estoy cogiendo el gusto a la posición", dijo Roberto.

Este aprendizaje tiene su precio. Un error suyo costó un tanto en contra en la derrota ante el Mánchester City por 3-1. Incluso, el jugador recibió una tarjeta roja en febrero en la semifinal de la Copa del Rey frente al Atlético de Madrid que lo impedirá jugar la final.

Pero, su trayectoria ascendente se vio propulsada el pasado 8 de marzo cuando marcó el tanto al París SG en el descuento que dio el pase 'in extremis' a los cuartos de la Liga de Campeones. Sin duda, será recordado por el héroe de la 'remuntada'; del 4-0 en el Parque de los Príncipes al 6-1 en el Camp Nou.

"Respecto al gol, me lancé sin pensarlo... Todo lo que pasó fue increíble", dijo Sergi Roberto, que ha sido tres veces convocado por la selección española.

El futbolista, que ya ha ganado dos Ligas de Campeones con el Barcelona en 2011 y 2015, aunque con una presencia testimonial, se enfrentará a la Juventus el martes en el cruce de cuartos hacia la conquista del torneo continental, en el que ahora sí intentará ratificarse como un jugador imprescindible en el equipos de sus sueños.