Última Hora

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, dijo este sábado, al término del encuentro que su equipo perdió contra el Málaga (2-0), que sus jugadores habían "hecho un gran partido" y que no tenía "nada que reprocharles".

"Al principio nos ha costado jugar frente a un equipo fresco y muy bien replegado en su campo, fue complicado generar ocasiones de gol", argumentó.

"Ellos en su primera ocasión han marcado después de que nosotros interpretásemos erróneamente la regla del fuera de juego. A partir de ahí todo se complicó", abundó el técnico.

Lea también: Barcelona se estrella en Málaga y desaprovecha la opción de arrebatarle el liderato al Madrid

Pese al resultado, el entrenador del Barça consideró que sus jugadores fueron "superiores" a los del Málaga en el segundo periodo. "Incluso con uno menos hemos hecho ocasiones claras de gol", señaló.

"Al final consiguen el segundo gol en una contra porque nosotros estábamos a la desesperada y con un hombre menos. No es el guión que esperábamos, hemos merecido mucho mas", añadió.

En cuanto al título de liga, el asturiano reconoció que se pone "más difícil", al tiempo que matizó asegurando que todavía "quedan partidos suficientes y vamos a pelear".

Por último, el entrenador no entró a valorar la expulsión del brasileño Neymar pero sí apuntó que hubo "muchas entradas por detrás que se quedaron sin señalar".