Última Hora

Serbia se clasificó este sábado para las semifinales de la Copa Davis tras la victoria en el dobles de Viktor Troicki y Nenad Zimonjic contra los españoles Pablo Carreño y Marc López para un marcador de 3-0 en la eliminatoria que se disputa en Belgrado.

En este tercer partido de cuartos Troicki y Zimonjic se impusieron por 4-6, 7-6 (7/4), 6-0, 4-6 y 6-2, rematando los triunfos de Novak Djokovic y Troicki en individuales el viernes.

Vencedores en 2010 y finalistas en 2013, los serbios jugarán en semifinales contra Francia, que ganó 3-0 a Gran Bretaña. El cruce se disputará en el país galo del 15 al 17 de septiembre.

El veterano Zimonjic, 40 años, y Trocki dominaron en la pista dura de Belgrado a la dupla formada por Carreño y López, medalla de oro en dobles en los Juegos de Rio junto a Rafael Nadal, principal ausencia del equipo español en esta eliminatoria.

"Fue una victoria majestuosa, sabíamos que el dobles sería muy difícil", dijo Zimonjic, que también es seleccionador del conjunto serbio.

"Tenía una gran responsabilidad ante el seleccionador, que me había pedido jugar este partido. Al principio tenía pánico, quería justificar esta confianza", bromeó.

Eliminados en 2015 por Argentina y en 2016 por los británicos en cuartos, los serbios fueron capaces de superar finalmente esta ronda contra España, lejos del equipo que dominó la primera década del siglo con cinco trofeos entre 2000 y 2011.

Apoyo en las gradas

El viernes fue Djokovic, segundo en la ATP, el que saltó a la pista de Belgrado dispuesto a recuperar las sensaciones tras un inicio de temporada muy por debajo de su nivel. 

Tras perderse el Masters 1000 de Miami por una lesión en el codo, dominó a Albert Ramos (24º ATP) por 6-3, 6-4 y 6-2.

En el segundo partido de individuales Troicki (39º) venció también por la vía rápida al líder español Carreño (19º); 6-3, 6-4 y 6-3.

Zimonjic y Troicki lo tuvieron más complicado y batallaron durante más de tres horas para llevarse el tercer punto.

Derrotados en el primer set, la dupla local despertó al final del segundo y venció con gran autoridad en el tercera (6-0).

Pero los españoles se recuperaron del 'rosco' y forzaron la quinta manga. Empujados por el apoyo de los hinchas, los serbios abrieron el parcial definitivo con una rotura, una ventaja que los españoles ya no fueron capaces de recuperar.