Última Hora

Una publicación del Foro Económico Mundial destaca que la educación técnica y vocacional puede ayudar a disminuir la brecha que separa a los estudiantes de un eventual trabajo, especialmente en América Latina, donde la distancia es más grande que en el resto del mundo.

El Índice Global de Talento Competitivo de Insead y el Grupo Addeco muestra las dificultades que tiene la región para desarrollar, atraer y retener el talento en el campo laboral.

De los 118 países mencionados Chile es el primer representante regional (puesto 34), seguido por Barbados (36) y Costa Rica (39).

El informe aclara que la región se ve afectada por la informalidad en el trabajo, falta de educación técnica y vocacional y ausencia de facultades blandas y duras entre las personas con edad para trabajar.

En Costa Rica las autoridades están al tanto de la importancia de este tipo de formación, tal y como lo revelan los datos del Ministerio de Educación Pública (MEP).

En la actualidad hay 137 colegios técnicos profesionales en el país, 50% más que a mediados de los años 90; además, el 19.5% de los alumnos de secundaria estudia en uno de estos centros de enseñanza (104.000).

“Es una modalidad de educación que brinda la posibilidad de integrar los estudios con los conocimientos para ingresar al mundo laboral”, aseguró el director del Área de Educación Técnica del MEP, Iván Mena.

Para Minor Rodríguez, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Aprendizaje, “hay que pensar en la pertinencia de la formación y capacitación técnica, pero de manera integral, no solo debemos preparar a los jóvenes en el desarrollo de habilidades sino que también debe existir un mercado destino que los reciba en el ámbito laboral”.

La publicación Foro Económico Mundial destaca que si bien es cierto la formación de este tipo es importante, esta debe satisfacer las necesidades de los empleadores.

Mena añadió que se trabaja en un currículo educativo que fomente las habilidades que buscan los empleadores, pero acepta que el país todavía debe realizar esfuerzos para mejorar este modelo.

“Hay que afinar las relaciones con los sectores productivos y privados”, destacó el funcionario, quien concluyó citando la necesidad de financiamiento para seguir creciendo en este aspecto.