Última Hora

Pablo Gabas palpita su regreso con Alajuelense. El capitán manudo reconoce que vivió el momento más duro de su carrera: seis meses fuera de las canchas.

Incluso el volante rojinegro confiesa que tuvo que poner de su dinero para acelerar la recuperación y volver a vestir la camiseta de sus amores.

“Quería hacer una inversión para irme a Estados Unidos. Pedí el permiso a la junta directiva y obviamente todo corrió por mi bolsillo y también otras terapias que podía estar teniendo… uno invierte para estar más rápido en las canchas”, mencionó Gabas.

Tras 12 días en suelo estadounidense y un estricto régimen plan de rehabilitación, el referente liguista afirma que nadie se le ha acercado para renovar su contrato.

Incluso tiene presente y la decisión tomada de retirarse en caso de no seguir con el equipo de sus amores y afirma que no buscaría a ningún otro equipo a nivel nacional.