Última Hora

Un analista de crédito del Banco Popular habría avalado préstamos por hasta 78 millones de colones a vecinos de Guanacaste.

Estos aportaron fotografías bajadas de internet de supuestos bienes con tal de simular capacidad económica.

El beneficiado con dichos créditos, a fin de cuentas, sería un supuesto pastor.

Un vecino de Playas del Coco en Guanacaste se siente afectado pues algunas de las personas investigadas en este caso utilizaron su nombre y hasta falsificaron su firma para crear un contrato ficticio con la empresa Acuatic Tours y hacer ver ante el Banco Popular que la misma mantenía movimientos económicos.

En ese mismo lugar, buscamos a otros de los vecinos que habrían hecho ese tipo de contratos supuestamente ficticios.

Como le hemos informado en esta serie de reportajes, un supuesto pastor identificado como Filemón Ríos Marchena, una abogada, un contador, un analista de crédito y otros sospechosos habrían orquestado un plan para utilizar a vecinos de Filadelfia en Carrillo con el fin de sacar prestamos millonarios en el banco alterando certificaciones de ingreso, sobrevalorando propiedades que se pusieron a responder ante la entidad bancaria

Además se crearon contratos ficticios entre los vecinos y al menos dos sociedades anónimas que, según un informe del OIJ, no. contaban para ese momento con ningún tipo de actividad.

Sobre el trabajo que realizó el analista de crédito del Banco Popular a la hora de verificar los datos de los deudores y de la capacidad ecoica de las empresas, el informe del OIJ de Santa Cruz indica:

"La sociedad delictiva tuvo como cómplice principal al analista de crédito del Banco Popular Asdrúbal Rodríguez Aguilar quien de manera falsa avaló dichos créditos ya que en las visitas de campo consignó de manera fraudulenta datos irreales como el caso de Villas del Coco y Papagayo donde hizo constar que dicha empresa cuenta con 5 microbuses, 20 cayaks, 3 botes de pesca y 10 cuadraciclos cosa absurda ya que no registra ningún bien inscrito a su nombre y ni siquiera se ubicó domicilio.

Por el contrario avaló dichos bienes con fotografías que aportó la deudora Johanna Díaz Bonilla y que fueron bajadas de internet ya que presentan el sello de la empresa que vende los vehículos por este medio llamada encuentra 24.com".

Tras otorgarse esos créditos, según el OIJ, el supuesto pastor se presentó a la oficina del Banco Popular en Huacas de Santa Cruz a cancelar dos cuotas de uno de los préstamos pero utilizó cheques sin fondos.

Telenoticias consultó al banco sobre este caso pero básicamente indicaron que conocen del caso pero no se referirían ya que el está en sede judicial.

El caso tiene más de tres años esperando en la Fiscalía de Santa Cruz, seguramente en algún rincón de dichas oficinas.

Más información en la primera y segunda entrega de estos reportajes.