Última Hora

La ruptura de una tubería ilegal que se utilizaba para robar combustible a un oleoducto de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) provocó un importante derrame de gasolina y el cierre de la ruta 32 a la altura de Río Blanco en Liverpool de Limón.

Según Luis Salas, director de operaciones del Cuerpo de Bomberos, en el lugar se encontró una tubería clandestina de unas 12 pulgadas conectada al aleoducto, así como mangueras y estallones.

"Estamos tratando con espuma y químicos de minimizar el derrame que afecta a una quebrada cercana. Ya controlamos los vapores y el personal de Recope la fuga, por lo que se pudo reabrir el paso de vehículos. Estamos tratando de recoger ahora el combustible para así minimizar el impacto ambiental, pero podemos decir que de momento la situación está controlada", dijo Salas.

Las autoridades de Fuerza Pública evacuaron a las personas que viven en la zona cercana al derrame pues el peligro de una explosión era alto, lo que obligó a las autoridades a dar la orden.

Tres unidades de Bomberos de San José se desplazaron a la zona para atender la emergencia. 

De momento no se confirma ninguna detención por el hecho.