Última Hora

El imputado es un hombre de apellido Guerra Laspiur, él fue acusado por sus propios hermanos de realizar firmas falsas para poder tener en su poder las empresas que pertenecían a su padre hoy fallecido.

El debate por este caso se desarrolla en el juzgado penal de Pavas.

Según la denuncia, tras la muerte del padre, Guerra apareció como único accionista de 3 empresas que pertenecían al difunto.

Los denunciantes afirman que el traspaso de estas empresas se habría hecho de forma fraudulenta pues en apariencia el padre nunca manifestó haber cedido las compañías a un único hijo.

Este miércoles declaró un perito, autorizado por el Poder Judicial, y afirmó que las firmas del padre que aparecen en los documentos de los traspasos arrojan diferencias con las firmas originales.

El debate está programado para continuar este jueves.

Se está a la espera de más declaraciones ligados con el caso.