Última Hora

El incidente ocurrido este miércoles en el Pacífico central con un cocodrilo, es el tercero en lo que va de este 2017 con este tipo de reptil.

Previo a este caso se tiene registro de lo ocurrido el 14 de marzo anterior cuando encontraron el cuerpo de un hombre que era arrastrado por varios cocodrilos en el rio Tempisque.

El hombre identificado como Marcos Centeno de 25 años de edad había desaparecido desde el viernes tras salir de un baile.

El ataque de cocodrilo o un problema tras salir de un baile surgen como posibles causas de la muerte de Centeno.

En febrero anterior se presentó este año en el cantón de Garabito, esta vez en playa Herradura.

El afectado fue un hombre de 55 años quien resultó herido en sus piernas cuando intentó capturar al reptil.

Cabe recordar también el caso del estadounidense Arthur Jonathan Betker de 59 años a quien uno de estos animales le arrancó una pierna en julio del año anterior mientras surfeaba en Tamarindo.

El pequeño Kenner Gutiérrez que en marzo del 2015 resultó herido por ataque de cocodrilo en su brazo, cuello y estómago en el Caribe norte.

Incluso 4 días después de aquella situación se dio otra en Parrita donde se sospecha que un hombre pensionado murió víctima de un cocodrilo.

El 31 de marzo del mismo año en Santa Cruz, Guanacaste, un joven buscaba carnada y sufrió heridas en una pierna por un cocodrilo.

Semanas después, el 2 de abril, un hombre sentado en un muelle en Osa sufrió la mordedura de un cocodrilo en su pie.

Recuerde que la principal población de estos animales está en el gran humedal del Tempisque en el Pacífico norte, pero su presencia es amplia en otros puntos como Tárcoles en Pacífico central y en el sector de Térraba- Sierpe al sur del país y Caribe costarricense.