Última Hora

Un hombre intentó patear un perro que caminaba por la playa pero no solo falló en su intento, sino que en que solo segundos fue perseguido por una manada de estos que corrió en auxilio de su compañero.

El curioso hecho ha sido difundido a través de diferentes publicaciones en redes sociales y en todas los usuarios han aplaudido no solo el apoyo de los perritos, sino también el desenlace de la historia, que acabó con el hombre metido en el mar tratando de escapar de los caninos.

La acción fue catalogada como un ejemplo de “karma instantáneo”, una frase común para aquellas malas acciones que inmediatamente reciben su recompensa.