Última Hora

Mediante un novedoso modelo psicoterapéutico han logrado evitar deserción de estudiantes y disminuir la depresión en jóvenes.

El modelo es para la población infantil y juvenil en alto riesgo social, empezando en Pavas, Talamanca y Limón centro con edades entre los 6 y 17 años.

Funciona desde el 2006 con siete casitas donde la población llega una vez a la semana y permanece ahí por cuatro horas, juegan, cantan, comparten, hacen robótica y teatro.

Este modelo lo consideran excelente para prevenir los episodios de depresión que puedan afectar a esta población infantil y juvenil.

Actualmente se trabaja con 500 participantes, 300 son de Pavas y 200 de Limón y Talamanca.