Última Hora

El terreno donde estaba el rancho Guanacaste en Hatillo se convirtió en un basurero a cielo abierto.

El lugar está repleto de basura, especialmente de restos de chatarra como televisores viejos.

Las vecinas temen que con la llegada de las lluvias la situación empeore y provoque enfermedades.

En la municipalidad de San José dicen que constantemente limpian el lugar. Y le piden a las personas que agarraron el lugar como botadero dejar de hacerlo.

Volverán a llevar la maquinaría para limpiar.

Pero mencionan que se necesita de la ayuda de toda la comunidad para evitar esta lamentable situación.