Última Hora

El diamante rosa "Pink Star" batió el récord mundial de venta en una subasta para una piedra preciosa, después de alcanzar este martes a los 71,2 millones de dólares en Hong Kong.

Este diamante de 59,60 quilates es la gema más grande de su categoría clasificada por el Instituto Gemológico de Estados Unidos (GIA).

"Sotheby's Hong Kong está muy orgullosa de haber batido este récord", declaró a la AFP la presidenta para Asia de la casa de subastas, subrayando que se trataba de un nuevo récord mundial para este tipo de joya. 

David Bennet, presidente mundial del sector de joyería internacional de Sotheby's, que dirigió la subasta, habló de una "venta histórica". 

El precio de subasta partió de unos 56 millones de dólares. La venta duró cinco minutos hasta que un comprador planteara la oferta ganadora por teléfono, provocando aplausos. 

El "Pink Star" es un óvalo resplandeciente extraído de un diamante en bruto de 132,5 quilates descubierto por el grupo especializado De Beers en África en 1999. Mide 2,69 x 2,06 cm y pesa 11,92 gramos. Según Sotheby's, fue "tallado con el mayor cuidado: se necesitaron casi dos años para revelar este magnífico diamante". 

La gema ya había sido adjudicada en subasta por Sotheby's en 2013 en Ginebra por 83 millones de dólares, pero el comprador, el diamantista neoyorkino Isaac Wolf, no saldó la transacción. 

El anterior récord por una piedra preciosa vendida en subasta lo batió el "Oppenheimer Blue", un diamante azul de 14,62 quilates engarzado en un anillo, adjudicado en Ginebra por la casa Christie's por 57,5 millones de dólares.