Última Hora

Costa Rica se unió a 17 países de la región para pedir una reunión extraordinaria en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) para tratar el tema de la crisis política en Venezuela.

El ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que el embajador costarricense en el organismo, Rogelio Sotela, respaldó la propuesta para que el tema se tratara en el Consejo Permanente.

Sin embargo, la cita -que estaba pactada para la tarde de este lunes- fue suspendida abruptamente por Bolivia, que preside temporalmente el Consejo. El embajador de la nación andina -aliada a Venezuela- no dio más explicaciones.

Sin embargo, los 18 países recordaron en una carta que el artículo 37 del reglamento del Consejo convocar a estas citas extraordinarias sin que sean bloqueadas por la presidencia.

La cita se da luego de que la semana pasada el Tribunal Supremo de Venezuela arrebató los poderes de la Asamblea Nacional, en un acto calificado de "dictactorial" por muchos países.

Costa Rica lamentó el rompimiento del orden democrático al considerarlo "inadmisible y decepcionante".

"El estado costarricense alza la voz y asegura que las democracias deben garantizar y fortalecer, la separación e independencia de los poderes del Estado, los pesos y contrapesos en el ejercicio del poder y el respeto de los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos", indicó en aquel entonces un comunicado de Cancillería. Posteriormente y luego de la presión interna y externa, el Tribunal revocó su decisión.