Última Hora

El sismo que este domingo se sintió en gran parte del territorio nacional tuvo su origen al norte del volcán Barú en Panamá.

Faltaban 6 minutos para la 6 de la tarde cuando la tierra se sacudió con fuerza al otro lado de la frontera.

Un movimiento de 5.8 grados de magnitud tuvo su origen en la cara norte del volcán Barú.

Este movimiento tuvo su origen en una falla local a 10 kilómetros de profundidad a 41 kilómetros al este de Sabalito en Coto Brus.

Los especialistas descartan que esta actividad esté relacionada directamente con el volcán.

Incluso no la vinculan con la falla que en los años 90 provocó el recordado terremoto en Limón.

Este se puede catalogar como un movimiento principal que tuvo dos fuertes réplicas, una de ellas de 3.9 a las 6:36 de la tarde y otra de 3.6 grados a las 8:36 de la noche.

Este movimiento sorprende luego de un marzo relativamente tranquilo donde la población reportó como sentidos 6 temblores.

Este es el sismo más fuerte registrado en lo que va del 2017.