Última Hora

Después de varios meses en relativa calma, el volcás Poás comenzó a reactivarse con pequeñas erupciones freáticas y lanzamiento de ceniza.

Los vulcanólogos Gino González y Yemerith Alpízar, de Volcanes Sin Fronteras, visitaron el coloso el fin de semana y dieron cuenta de esta reactivación, luego de que permaneciera en relativa calma desde hace ocho meses, aunque una actividad similar fue registrada en el 2013.

Ambos especialistas estuvieron en el sector suroeste del cráter del coloso donde encontraron que el lago aumentó su temperatura en 3 ºC con respecto al mes pasado (la temperatura ahora es de 38 ºC). 

Pero también hallaron que el lago tiene una coloración gris con azufre flotando en varios sectores, con gases muy ácidos que obligan al uso de máscaras especiales. Por ahora no hay presencia de magma.

Igualmente, González y Alpízar encontraron material fino de color gris con partículas negras. A diferencia de la ceniza del volcán Turrialba, en este caso la ceniza no es ácida .

González explicó, además, que las fumarolas del domo aumentaron su tasa de emisión de gases, con erupciones que se levantan unos 50-60 metros de altura.

¿Es esto un indicador de que el Poás se comportará como el Turrialba? Por ahora, los especialistas indican que ambos colosos presentan una actividad diferenciada.

El coloso alajuelense tiene actividad freática, que es agua y gases calientes con rocas preexistenes, sin aporte directo del magma. En el caso del volcán cartaginés el aporte del magma es directo.

La recomendación de González es continuar con los monitoreos constantes del Poás, y para los turistas que no se extrañen si eventualmente sienten gases con un olor más fuerte, lo cual impacte en un menor tiempo de permanencia en el mirador.

También pidió a los que aprovechan senderos no autorizados -como el acceso por el bajo del Toro- para que eviten llegar al cráter por esas vías, en especial las localizadas al oeste, sector donde se ha presentado el aumento de esta actividad.

"Es un camino peligroso, muy fracturado. Esta erupción -del fin de semana- tiró ceniza y puede afectar a quienes caminan por allí. La recomendación es que mejor no lo hagan", enfatizó González.