Última Hora

El gobierno camboyano decidió permitir a las parejas extranjeras salir del país con bebés concebidos por gestación subrogada después de que el negocio de los vientes de alquiler fuera prohibido el año pasado, informó un responsable el lunes.

Las restricciones a esta industria en las vecinas Tailandia e India crearon un boom en el mercado de los bebés por encargo en la empobrecida Camboya, especialmente entre las parejas australianas.

Pero a finales del año pasado, las autoridades camboyanas prohibieron el  uso de vientres de alquiler con fines comerciales y se negaron a expedir certificados de nacimiento legales para los niños, lo cual impedía a los padres sacar del país a sus hijos aunque ellos pudieran entrar y salir libremente.

Pero en breve la restricción podría ser eliminada, explicó un responsable a la AFP,, después de que el primer ministro Hun Sen aprobara una "estrategia de salida" que permitirá a salir a los bebés que nacieron o fueron concebidos por gestación subrogada antes de la prohibición. 

"Permitiremos a estos padres sacar (a sus hijos) fuera", según Chu Bun Eng, secretaria de Estado en el ministerio del Interior, agregando que las parejas extranjeras tendrán que entregar una muestra de ADN para reclamar sus bebés, mientras que el marido de la mujer gestadora deberá testificar que no es hijo suyo.

"También necesitaremos que los padres nos digan por qué han pedido a otros padres que gesten a sus hijos por ellos", añadió la responsable.

"Facilitaremos el proceso y no crearemos ninguna dificultad a los padres", insistió, advirtiendo que, no obstante, los progenitores que intentaran sacar a sus hijos fuera del país de forma ilegal se enfrentarían a cargos criminales.