Última Hora

Los liberacionistas se acostaron este domingo sin saber quién ganó la convención en medio de duros cuestionamientos contra el Tribunal Electoral Interno realizados por parte de Antonio Álvarez.

El órgano electoral anunció, poco después de las 11 p.m., que solo daría un tercer corte con el 17% de las juntas escrutadas, y que sería este lunes cuando retomaría el conteo de los sufragios.

Sin embargo, poco después de la medianoche el Comité Ejecutivo pidió al Tribunal retomar el conteo, luego de las fuertes críticas de Álvarez, quien aseguró: "No vamos a permitir que se traicione la voluntad popular", al tiempo que enfatizó en que su tendencia evitará que se frague un "fraude".

"No vamos a permitir un fraude. Liberación Nacional surgió como un partido para respetar transparencia en procesos electorales", dijo sin ocultar su enojo y preocupación.

El aspirante indicó que su tendencia envió una delegación para fiscalizar el conteo de votos a la sede del partido, en Sabana oeste. 

Este grupo está integrado por Luis Liberman, exvicepresidente de la República; Carlos Ricardo Benavides, exdiputado y exministro; Ronny Monge, actual legislador y Luis Garita, fiscal de su movimiento.

Álvarez sostuvo que el Tribunal debe proseguir el conteo, en especial porque aún faltan por escrutar 1.769 juntas. Hasta ahora solo se han contabilizado los votos de 361.

Consultado sobre las acusaciones de Álvarez, José María Figueres llamó a la calma y pidió un voto de confianza para el Tribunal.

Fernando Zamora, secretario general del PLN, reconoció el enorme atraso en el conteo de los sufragios, y los atribuyó a problemas en la logística de las tulas (enormes bolsas con las papeletas).

Indicó que los delegados depositaron las actas con los resultados de cada mesa dentro de las tulas, donde también hay papeletas distritales y de los diferentes movimientos.

El último corte otorga a Álvarez un 45,2% de los votos escrutados, a Figueres un 40,2%, a Rolando González un 8,0% y a Sigifredo Aiza un 6,5%

Más temprano, estos dos últimos reconocieron sus derrotas y llamaron a la unidad de Liberación, aunque -en el caso de Aiza- criticó la llamada "danza de millones" que destinaron las tendencias de Álvarez y Figueres en esta campaña, que según datos del partido costó unos 400 millones de colones.

Igualmente Aiza aseguró que la contienda interna verdiblanca termina con una "gran fisura" para el partido.

Siga los datos oficiales en tiempo real en www.teletica.com/convencionpln

Lea también: