Última Hora

La guerrilla FARC de Colombia, que se apresta a dejar las armas tras firmar la paz, se ofreció este domingo para colaborar en la reconstrucción de la ciudad sureña de Mocoa, devastada por una avalancha que dejó más de 200 muertos.

"Hablando con los guerrilleros, ellos quisieran ir hasta allá, para trabajar, para ayudar a la reconstrucción. Creo que es posible que el Bloque Sur y, si no, las FARC, haga esta propuesta. De verdad que están muy adoloridos con esta tragedia", dijo Iván Márquez, jefe negociador de la guerrilla en los diálogos de paz, en un video difundido el domingo.

En las imágenes de NC Noticias, órgano de comunicación de las FARC, Márquez dijo que hay guerrilleros concentrados a tres horas del lugar, listos para entrar en acción, e incluso para acudir en rescate de los damnificados, si el gobierno les autoriza a abandonar las zonas de concentración donde se agrupan para el proceso de desarme y regreso a la vida civil, según el pacto sellado en noviembre. 

El gobierno de Juan Manuel Santos trabajaba el domingo en Mocoa, capital del selvático departamento de Putumayo, donde una avalancha la noche del viernes sepultó 17 barrios bajo lodo y piedras, cobrándose la vida de al menos 210 personas y dejando más de 200 heridos.

"Nos solidarizamos con todas esas familias que han quedado sin nada. Estamos dispuestos a contribuir en lo que más podamos", comentó la guerrillera Marta Suárez, del bloque sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), entrevistada en el video.

En cumplimiento del acuerdo de paz, negociado durante cuatro años en Cuba, casi 7.000 combatientes  de las FARC se encuentran concentrados en 26 puntos de Colombia para su desarme, un proceso que transcurre bajo supervisión de la ONU y que debe concluir a fines de mayo.

El conflicto armado colombiano, en el que desde los años 1960 se han enfrentado guerrillas, paramilitares y agentes estatales, deja unos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.