Última Hora

El director técnico de un equipo de futsal de adolescentes murió en Argentina, luego de que se metió a separar a los muchachos que se peleaban en el campo de juego, pero recibió un golpe en la nuca por parte del tío de uno de los jóvenes.

El hecho ha conmocionado a este país, donde el futbol sala es ampliamente seguido, pero también porque el fallecido siempre mostró -indica la prensa local- una gran disposición a ayudar a los muchachos.

De acuerdo con Clarín, el golpe envió a Fernando Pereiras, de 37 años, al hospital y falleció a los cuatro días.

“Dos chicos se agarraron, Fer entró a separar y sin mediar palabra, en medio del tumulto, recibió un tremendo golpe desde atrás. Fer era chico, el otro un grandote de más de 100 kilos, y cayó desplomado al piso.

"En el lugar estaban todos los chicos que él dirigía y sus propios hijos, que también juegan en el club. Sus hijos vieron todo”, contó un amigo de la víctima según un testimonio recogido por el diario El País.

Ahora las autoridades investigan el hecho.