Última Hora

A 92 asciende el número de muertos por una avalancha en el municipio de Mocoa, en el sur de Colombia, que además dejó 180 heridos, tras la crecida de varios ríos por las fuertes lluvías de los últimos días, informó este sábado la Cruz Roja Colombiana (CRC).

"Reportamos 92 personas fallecidas y 180 heridas", dijo a AFP César Urueña, director general de Socorro de la CRC, quien aseguró que cerca de 200 personas están desaparecidas.

"Las cifras (de muertos y heridos) están subiendo enormemente y a una velocidad impresionante", había dicho Urueña más temprano. 

Por la magnitud de la tragedia, el presidente Juan Manuel Santos viaja a Mocoa, capital del departamento selvático de Putumayo, para supervisar las labores de rescate y asistencia.

"Iré a ponerme al frente de la situación y garantizar atención a las víctimas de esta tragedia que enluta hoy a los colombianos", escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

La emergencia se generó alrededor de las 11:30 p.m. de este viernes (10:30 p.m. en Costa Rica) por el desbordamiento de los ríos Mocoa, Mulato y Sangoyaco, que sumados a la inclinación de Mocoa provocaron una "gran avalancha", explicó el Ejército en un comunicado.

"Es una tragedia sin precedentes, (hay) cientos de familias que aún no encontramos, barrios desaparecidos", dijo la gobernadora de Putumayo, Sorrel Aroca, a W Radio.

Las aguas se llevaron varias viviendas, postes de energía, vehículos, árboles y destruyeron al menos dos puentes, agregó el Ejército, cuyos soldados apoyan las labores de rescate y socorro.

Mocoa, un caluroso municipio de unos 40.000 habitantes, se encuentra actualmente sin fluido eléctrico y sin agua.

"Hay mucha gente en las calles, mucha gente damnificada, muchas casas caídas", dijo a la AFP Hernando Rodríguez, un pensionado de 69 años residente en Mocoa, contactado por teléfono.

Según Rodríguez,"la gente no sabe qué hacer" porque "no había preparación" para una catástrofe. 

"Apenas nos estamos dando cuenta de lo que nos pasó", añadió.

Las autoridades activaron una sala de crisis con la presencia de autoridades locales y más de 100 personas, entre soldados, policías y miembros de organismos de socorro, trabajan en la búsqueda de desaparecidos y en la remoción del material, apuntó Carlos Iván Márquez, director de la estatal Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Junto a Santos viajaron los ministros de Defensa, Salud, Ambiente, el comandante de las fuerzas militares, el director de la Policía y directores de organismos de socorro, entre otros.