Última Hora

Siempre hemos escuchado de casas rodantes pero no de casa que giren y esta es la primera de ellas en el mundo.

Esta casa gira sobre sí misma y cada pared constituye un ambiente distinto, un piso es el cuarto, otro la cocina y otro la sala.

Fue creada por el arquitecto británico George Clarke, mide poco más de 4 metros de largo y pesa tres toneladas y media.

Todo está debidamente acomodado para que no se caiga al dar vuelta y para aprovechar el espacio.