Última Hora

Ronald Matarrita se estrenó como los grandes. La primera vez que se enfundó la rojinegra, para enfrentar al Saprissa, el novel jugador clavó la daga que le valió a Alajuelense dejarse el “Súper Clásico”.

De cara al Torneo de Invierno, los erizos se llevan el empujón anímico de derrotar al rival de siempre en el “shoot out”, tras empatar a dos luego de los 90 minutos.

Saprissa volvió a evidenciar un pecado que arrastra desde el Verano 2013, dificultades para sostener marcadores.

Los morados se pusieron arriba con goles de Madrigal al minuto 22 y de Estrada al 30’.

Justo antes de la mitad, Venegas (41’) venció la defensa de los tibaseños.

En un segundo tiempo soso, y jugado a un ritmo de bostezo, Alpizar volvió a sentenciar a los saprissistas al 85’.

Lo más emocionante de la Copa Ibérico fueron los “shoot outs”, donde Matarrita celebró por primera vez, ante la desazón del máximo rival.