Última Hora

Las llamas iniciaron con una chispa de soldadura y causaron daños parciales en nueve viviendas.

Alrededor de 30 personas perdieron su hogar y todas sus pertenencias. Pero las autoridades municipales, varias asociaciones y sus propios vecinos les tendieron una mano mientras encuentran viviendas temporales.

Los afectados por el incendio podrán quedarse los próximo días en un albergue habilitado en la Escuela Central de San Sebastián.

La Comisión Nacional de Emergencias aportó colchones para que los más pequeños y sus familias puedan pasar la noche. Además, en el centro educativo se está gestionando la recolección de víveres.