Última Hora

Dormir poco no es bueno. Punto. A todas las razones que ya usted conoce, ahora se agrega una más, el aumento de peso.

“Las personas que duermen poco tienen trastorno a nivel hormonal, la leptina regula el apetito, si produzco menos leptina como más, no tengo sensación de satisfacción”, dijo Gloriana Arce, nutricionista.

Además, de acuerdo con la nutricionista, no sólo la leptina entra en juego, otra hormona se sube a la báscula en estos casos.

A esto, hay que agregar que una persona que duerme mal, tiene mal humor y más cansancio, ambas condiciones que le impiden tomar las mejores decisiones a la hora de elegir la comida.

También, es un asunto de lógica, entre más horas esté despierta una persona, más veces al día va a comer, puesto que le vuelve a dar hambre cuando ya debería estar durmiendo. Estas comidas extras por cierto, no tienen mucho chance de bajarse con ejercicio, porque probablemente la persona no lo practique.

“A mucho cansancio no me voy a levantar, y se da un círculo vicioso, va más allá de dormir, tiene muchas implicaciones a nivel de salud”, explicó.

Como hemos dicho, cada buen día comienza con una buena noche, que la suya esté llena de sueño para que tenga buen metabolismo y de paso, cuide sus medidas y su salud.